Conocemos a HuertEco

Huerteco es una asociación sin ánimo de lucro que se constituye en el año 2014 con el objetivo de promover la educación ambiental en la provincia de Burgos. Sólo con leer el nombre de la asociación intuimos que el huerto ecológico es la herramienta principal sobre la que desarrollan sus actividades. Huerteco lo tiene  muy claro y así lo manifiesta en su página web, su objetivo es “acercar el huerto educativo ecológico y terapeútico como herramienta transformadora de la sociedad y demostrar con el ejemplo que la soberanía alimentaria y el consumo responsable son unas maravillosas herramientas para conseguir un mundo más justo y sostenible”.

Entre los servicios que ofrecen podemos encontrar: huertos escolares, interpretación de árboles singulares, formación para docentes, educación ambiental para menores, conservación de la gallina castellana y, por supuesto, la terapia hortícola.

equipo de huerteco

Para conocer de cerca cómo trabaja Huerteco conversamos con uno de sus socios fundadores, Juan Luis, quien es educador ambiental y responsable de los proyectos de terapia hortícola. Como intérprete ambiental considera vital conseguir “conectar a las personas con la naturaleza”.

Juan Luis se ha asesorado y formado con la AEHJST y, desde el año 2019, ofrece con gran éxito sesiones en el ámbito de la terapia hortícola. Principalmente trabaja con dos colectivos con el objetivo de mejorar la calidad de vida y bienestar de sus participantes. En las instalaciones de Huerteco podemos encontrar un huerto terapéutico donde se ofrecen sesiones a personas con daño cerebral adquirido. También han montado un huerto en el centro de Autismo Burgos donde trabaja con adultos con Trastorno del Espectro del Autismo. Gracias a su buen hacer y a la difusión que realiza de su trabajo, le contactan desde otras entidades sociales interesadas en sus servicios.

La financiación económica de los proyectos de Terapia Hortícola procede, mayoritariamente, de las subvenciones otorgadas bien por ECYL (Servicio Público de Empleo de Castilla y León) para el contrato de personal, o bien a través de CaixaBank, entidades a las que presentan sus propuestas anualmente.

La situación del COVID ha obligado a paralizar las sesiones que Huerteco ofrece a la Asociación Autismo Burgos  pero, por suerte, puede continuar con el proyecto de Huerto Terapéutico con los/as usuarios/as de ADACEBUR

PROYECTO DE TERAPIA HORTÍCOLA CON ADACEBUR:

historia, objetivos y sistema de admisión

Cada quince días, siete usuarias/os miembros de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Burgos (ADACEBUR) asisten al huerto terapéutico de Huerteco, en el municipio de Santibáñez de Zarzaguda, donde les recibe Juan Luis y su equipo. Este equipo está formado por una Terapeuta Ocupacional y una persona voluntaria del programa “Cuerpo Europeo de Solidaridad”. El desplazamiento al huerto es posible gracias al acuerdo gratuito al que han llegado con Cruz Roja, quien ofrece un transporte adaptado y adecuado a las necesidades de los/as participantes.

El equipo socio-sanitario de ADACEBUR es quien valora qué usuarias/os se podrían beneficiar del servicio de Huerto Terapéutico de Huerteco. Se les invita a realizar una visita o sesión de prueba para que puedan decidir si quieren formar parte del “equipo hortelano”. Una vez ese usuario/a acepta participar, se reúne con Juan Luis y su equipo para acordar qué objetivos se van a trabajar. En dicha reunión también se le explica el proceso de valoración y seguimiento que se va a realizar. De esta manera, el terapeuta hortícola, permanece atento a los aspectos que conviene reforzar de cada participante (el área cognitiva, la psicomotricidad, la rehabilitación vestibular, la expresión verbal…).

Terapia Hortícola semilleros

EL DÍA A DÍA DEL PROYECTO

Nos comenta Juan Luis “para los/as usuarios/as es el día más activo, con diferencia, de toda la semana”. Durante las dos horas y media que dura la sesión, se desplazan por la finca, utilizan diferentes herramientas, trabajan en equipo, ejercitan la memoria y adquieren nuevos conocimientos sobre las hortalizas, frutales y flores útiles para el cuidado del huerto. De todo este esfuerzo se obtiene la esperada cosecha que se llevan a casa. Para ellos/as es una gran satisfacción porque se ven empoderados/as a pesar de sus dificultades.

Los días que la meteorología no acompaña en el huerto, organizan visitas al patrimonio cultural de la zona (iglesias, molinos de agua, centro de aves,…) o bien se inmiscuyen en las tradiciones culinarias de la provincia (talleres de fabricación de morcillas y paté de calabazas, por ejemplo).

¡No todo es trabajo! Los descansos son también muy importantes y, principalmente, el almuerzo donde tienen ocasión para hablar y compartir la comida. En cada sesión alguien se encarga de preparar y traer el avituallamiento. Juan Luis destaca la importancia de las relaciones sociales y el sentimiento de responsabilidad del grupo como parte de los beneficios que ofrece en sus sesiones.

Este es el tercer año consecutivo que los/as usuarios/as de ADACEBUR acuden al huerto, por lo que ya se les considera “casi expertos” en huerto ecológico. Por eso, Juan Luis ha querido dar un paso adelante y retarles a que cada uno/a cultive su propio huerto en un palet de 1 metro cuadrado. Han recibido este “reto” como una experiencia muy positiva en la que deben decidir qué hortalizas van a cultivar, buscar en qué época del año han de plantar, saber cuál es el marco de plantación, etc… El objetivo es promover su autonomía y motivarlos para que sean una parte activa de su proceso de rehabilitación, donde tienen que poner en práctica los conocimientos que han adquirido hasta ahora.

Huerteco - Salud, ecologismo y medio ambiente en Burgos

FINANCIACIÓN

La terapia hortícola tiene un valor primordial para Huerteco y consideran fundamental darle continuidad independientemente de que reciban subvenciones económicas externas. Por ello, se solicita a cada participante de ADACEBUR el pago de una cuota. No obstante, no supone un gran gasto y ayuda a sufragar los gastos básicos que requiere el proyecto.

COVID

La situación actual de pandemia por COVID ha obligado a tomar nuevas medidas tales como desinfectar herramientas y materiales tras su uso, el lavado frecuente de manos o mantener la distancia aconsejada entre personas. La actividad en el huerto se ha visto limitada, pero lo que más ha afectado es a las dinámica del almuerzo, que ha provocado que se eche de menos “compartir una simple tortilla de patatas”.

OTROS PROYECTOS DE TERAPIA HORTÍCOLA de HUERTECO:

Centro de día (Adultos) Autismo Burgos:

Este centro cuenta en sus instalaciones con un invernadero y un huerto donde Juan Luis ofrece sus sesiones semanales durante tres horas y media a seis usuarios/as. El equipo terapeuta lo conforman Juan Luis, un profesional sanitario del centro y un voluntario/a de la propia Asociación Autismo Burgos.

COLEGIO EL ALBA-AUTISMO autismo burgos

Las actividades terapéuticas se ofrecen semanalmente y tienen una duración de una hora.  Estas sesiones tienen lugar en un aula donde participan grupos reducidos (cuatro) de menores. Juan Luis trabaja con un total de cinco grupos.

Ambos proyectos se financian a través de subvenciones externas que tramita Huerteco y, también, gracias al aporte que realiza la asociación Autismo Burgos para gastos materiales.

RETOS PERSONALES Y PROFESIONALES:

No queríamos terminar la entrevista con Juan Luis sin preguntarle por las dificultades o retos que se ha encontrado a lo largo de su trayectoria profesional. Esto es lo que nos ha comentado:

Como terapeuta hortícola procedente de la rama científica, el desconocimiento de cómo trabajar a través del huerto con el colectivo con autismo supuso un gran reto. Por eso acudí a la AEHJST para recibir asesoramiento. Al principio me resultó complicado entender si mi comunicación era efectiva con los participantes ya que, en ciertos casos, obtenía unos resultados diferentes a los que él había pautado. Estas inseguridades se fueron solventando en el día a día, con implicación y conocimiento más personalizado de los participantes y el apoyo de los terapeutas del Centro.

Como socio fundador de Huerteco, asociación de pequeña envergadura, la inseguridad económica es un reto que genera alta dependencia de subvenciones externas para poder afrontar, por ejemplo, mi sueldo como terapeuta hortícola. Es bastante frecuente que, igual cobres medio año y el otro medio no. Por el momento es un poco difícil encontrar una estabilidad laboral en este tipo de trabajo.

Horticultura social y terapéutica adaptado a personas con TEA

REGALOS PARA LOS PROFESIONALES:

Le pedimos que comparta con nosotros/as una actividad y/o adaptación que ha sido efectiva en sus sesiones de terapia hortícola.

Como adaptación, he instalado un sistema de botellas de colores, con la base cortada y con una mecha de algodón que sale del extremo de la boquilla de la botella y se introduce en el sustrato. Tener botellas de colores sirve para pautar sin equívocos el riego a personas con autismo. Así pues, se comunica a los usuarios el color de las botellas que deben llenar cada día.

Como actividad, os propongo el uso de las “flash cards ”. Se trata de unas tarjetas con preguntas acerca de lo que se va aprendiendo en el huerto. El juego consiste en poner las tarjetas en el centro de la mesa donde cada usuario/a coge una y realiza la pregunta que aparece escrita. Se puntúa a quienes acierten la respuesta. Es una actividad muy dinámica que promueve el refuerzo cognitivo.

Para terminar, Juan Luis quiere aconsejar a quien quiera dedicarse profesionalmente a la Horticultura Social Terapéutica, principalmente los/as que provienen de la rama científica, que “se arme de paciencia y de ganas para aprender del trabajo en sí, que se forme y que, sobre todo, no se rinda ante las adversidades que plantea trabajar con diferentes personas porque es un trabajo muy gratificante«.

Huerteco abre sus puertas a cualquier persona que quiera visitarlos y conocer de cerca cómo trabajan. Podemos visitar su página web www.huerteco.org y seguirles en sus redes sociales (facebook, twitter e instagram). Además, nos invitan a ver los reportajes que les hacen en la prensa y los canales de televisión locales donde siempre aprovechan la oportunidad para divulgar los beneficios que ofrece la terapia hortícola.